STAN Y YO – por Rafael González

Me embarqué en una misión hacia las estrellas con cuatro aventureros. Una tormenta de rayos cósmicos nos hizo más que humanos, nos hizo…¡¡¡ fantásticos!!!, mientras que un señor calvo en silla de ruedas era consciente de mis poderes y, pudiendo leer mi mente, quiso enseñarme a controlarlos y a utilizarlos para el bien común. He sido un millonario con una armadura de metal, un dios nórdico, un gigante esmeralda y hasta una mujer diminuta con alas de avispa, y creando un super-grupo nos enfrentamos a criaturas de otro mundo. He protegido mi ciudad de los mafiosos que mataron a mi padre; ¿he mencionado que era ciego y me guiaba por mis otros sentidos aumentados? He luchado contra lagartos, buitres , hombres de arena, científicos locos con cuatro brazos metálicos, arriesgando mi vida personal, amorosa y financiera. Un loco disfrazado de duende mató a la chica de mis sueños; la tiró desde lo alto de un puente. Siempre pensé que fue culpa mía. Muchas veces me frustré y pensé en abandonar , era entonces cuando recordaba las palabras de mi tío Ben…. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. He sido un maestro de la magia y las artes místicas , he viajado hasta islas vivientes, he conocido otros planetas y dimensiones, me he enfrentado a criaturas subterráneas y he convencido a gigantes venidos del espacio que no devoren nuestro mundo.

Y debajo de mi máscara de metal he soltado tímidamente una lágrima , pues en la lejanía de Latveria, en mi triste e inevitable soledad, sé que de algún modo he conocido esas historias y vivido esas aventuras. Y sé que esos personajes siempre estarán ahí; nunca me dejarán solo.

Nunca he sido de escribir panegíricos ni elogiar a nadie , fuera familiar o famoso, cuando este fallece, pero creo que con Stan Lee haré una excepción , dado que estoy seguro de que en parte le debo algo. O mucho.

No voy a hacer una descripción de su vida, todo lo que hizo o las cosas que le pasaron. No voy a hablar de sus personajes, ni de su importancia en el mundo del cómic, rompiendo los cánones y códigos establecidos en aquella época .

Ni siquiera de todo lo que ha venido después gracias a él.

Solo quiero que mires un poco a tu alrededor y busques algún personaje de los que el creó; ¿donde está? En un cómic, juguete, taza, toalla, película taquillera con beneficios de millones de dólares… No le menosprecies; esos personajes salieron de su cabeza… ¿Que has hecho tú?

Me gustaría hablar de lo que significó Stan Lee para mí, un chico normal con mucha imaginación y aficionado al dibujo.

Podría parecer absurdo que se pueda sentir dolor por la muerte de alguien a quien no se conoce personalmente o que se pueda echar de menos a una persona que ignoraba por completo tu existencia. Pero en mi caso es así.

No sabría decir cuando llegó el personaje de Spiderman a mi vida. Hay gente que recuerda su primer cómic, o serie de su personaje preferido, y lo encuadra en una época determinada .Pero para mí siempre estuvo ahí, como un familiar o un amigo.

Nunca quise el disfraz de pitufo cuando iba a la guardería; yo quería el disfraz de Spiderman que lucía un niño modelo dándome envidia desde detrás de la caja del disfraz de pitufo. Consumía de forma compulsiva todo lo relacionado con este personaje: series de dibujos, películas de acción real , cromos, juguetes… incluso una cinta de cassette con canciones de dibujos animados que incluía una canción llamada “El Hombre Araña” y que describía las hazañas del personaje.

Y por supuesto lo que más me gustaba y más ha influenciado mi vida: el cómic.

Recuerdo ir al rastro de La Rosaleda con mis padres algún domingo y como estos me compraban por diez duros un taco de cómics de Spiderman. No sabía leer todavía y aun así ya lo flipaba con aquellos dibujos a la vez que me imaginaba las aventuras del héroe arácnido.

El tiempo fue pasando y mi colección de cómics fue creciendo junto con mi pasión por otros personajes como Hulk, Iron man , Sub- marinerCapitán AméricaDaredevilThorLa patrulla X , Los Cuatro Fantásticos… Soy aficionado a los cómics y por supuesto me gustaban también muchos otros personajes que no  pertenecían a la casa de las ideas, pero voy a aparcar los recuerdos de esos grandes personajes para otra ocasión.

Influenciado o no por aquellos cómics, comencé a dibujar y a inventar personajes y aventuras, con mis propias ideas o a veces incluso trenzando historias protagonizadas por los mimos Spiderman o Hulk. Tampoco podría recordar la fecha en la que empecé a hacer eso.

“Stan Lee presenta:” – ponía en todos mis cómics después de una pequeña descripción del héroe sobre el cual tratara la historia en cuestión. Ignorante de quién era ese señor.

Seguía creciendo y descubría más en profundidad la filosofía oculta en cada personaje.

Spiderman no solo era un superhéroe que luchaba contra el crimen, también se trataba de las aventuras de un chico con problemas, dificultades para compaginar su vida personal con la de superhéroe, alguien tratando de hacer siempre lo correcto para el prójimo aunque él mismo acabase perjudicado en cada decisión. Hulk no era solo un monstruo verde que pegaba porrazos y aplastaba todo a su paso; era un ser que se sentía sólo porque todo el mundo lo juzgaba por su aspecto, y aunque a veces se “enfurecía” , siempre acababa sintiéndose mal y siendo la autentica víctima.

Nunca fui un chico con muchos amigos ni al que le gustara salir a la calle a practicar ningún deporte , prefería quedarme en casa y disfrutar de esas aventuras, con esos personajes , que no solo no te juzgaban por tu aspecto sino que además te hacían sentirte identificado con ellos.

Y todo ello se lo tengo que agradecer a Stan Lee , que junto a grandes artistas como Jack Kirby , Steve DitkoJhon Romita, etc… crearon el universo y los personajes en los cuales vernos reflejados, supieron dotarlos de alma, tanto a héroes como a villanos; supieron dotarlos de esa dualidad, ni tan blancos como Superman ni tan oscuros como el Joker. Porque todos , queramos o no , oscilamos y nos movemos entre los grises.

Mientras que algunos dan forma a un personaje o tienen una idea y la explotan hasta la saciedad viviendo de ello el resto de su vida , Stan Lee creó una colección de personajes, todos distintos entre sí y capaces de vivir cada uno autónomamente sus propias aventuras. Siempre me ha parecido genial la idea de Galactus, un ser con un apetito voraz, que vaga por la galaxia devorando planetas, y que a su vez es capaz de empatizar con los seres que viven en ellos. Pero tiene un apetito voraz, devora mundos, y si no se alimentase moriría. Sencillamente genial, ¿no os parece? Sin duda se trata de personajes que a día de hoy están más vivos que nunca, influenciando a nuevas generaciones de creadores: escritores , dibujantescineastasetc

Por eso quería utilizar estas líneas para agradecer en la medida de lo posible a Stan Lee.

Por crear a todos esos personajes que me inspiraron, inspiran e inspirarán; que me acompañaron, acompañan y acompañarán en mis momentos de soledad. Me han hecho tener miedo , me han hecho disfrutar, reir… Me han hecho soñar y me han hecho querer ser mejor persona. Me han hecho luchar por lo que importa y no darme nunca por vencido. Me han hecho comprender que por muy mal que te traten, o te salgan las cosas, hay que intentar hacer siempre lo correcto. Porque una persona  puede marcar la diferencia.

Por todo esto y mucho más, allí donde estés, gracias maestro; gracias Stan.

Excelsior¡¡¡¡

Vi el asombro y el gozo en su rostro,

y supe el error que había cometido.

¿Qué muchos despreciaban a los prodigios?

¿Qué no los apreciábamos?

Eso no era lo importante. No estaban aquí para ganarse la aprobación de los mezquinos y los ruines.

Estaban aquí para salvar a los inocentes.

Para salvar a gente como Gwen.“

Phil Sheldon.

Marvels, de Kurt Busiek y Alex Ross

Deja un comentario